cerditos y patitos

“Como todos sabemos, hay que ser elegante por dentro y por fuera,” dijo la presentadora de la tele. Pero en vez de servir esto como introducción a una tertulia acerca de la auténtica elegancia, resulta que el programa proseguía con un reportaje de las nuevas tendencias de la lencería.

A mí, mostrar a los hombres, por guapos que sean, haciendo deporte en ropa interior no me parece muy elegante. Admito que mostraron unos juegos de bragas y sujetadores – para no decir “juegos íntimos” y arriesgar un malentendido – realmente bonitos, pero no creo que pareciera más elegante si me vistiese de seda y encaje, sino más bien hortera y, sin duda, mucho más incómoda. Y, para mí, sin comodidad no hay elegancia que valga.

Continue reading “cerditos y patitos”